BARCELONA (AP) — No es el atacante que tanto quería el club, pero el volante brasileño Paulinho prometió el jueves “trabajo y esfuerzo” al ser presentado el jueves como el primer fichaje del Barcelona desde la partida de Neymar al Paris Saint-Germain.

El volante de contención de 29 años llega al Barsa procedente del Guangzhou Evergrande de China, donde jugó tres temporadas luego de dos campañas en Tottenham de Inglaterra. Aunque el club español no ofreció cifras sobre la transacción, reportes de prensa apuntan a que pagó unos 40 millones de euros (47 millones de dólares).

“Prometo trabajo y esfuerzo, me dedicaré a fondo a ayudar a mis compañeros”, afirmó Paulinho. “Soy un futbolista que ayudo en la defensa, pero que también he jugado muy avanzado a lo largo de mi carrera y también me gusta estar cerca del área. Ayudaré donde sea necesario”.

Aunque no es ajeno al gol con sus clubes o con la selección de Brasil, la tarea principal de Paulinho con el Barsa será cuidarle las espaldas a Sergio Busquets en el centro del campo, ayudando en la defensa para liberar a Andrés Iniesta, Lionel Messi y Luis Suárez en funciones de ataque.

“Estoy preparado, por eso he perseguido el sueño de estar aquí. Haré todo lo posible para que Suárez o Messi decidan los partidos, porque son ellos quienes deciden”, afirmó.

El Barsa fichó a Paulinho después que Borussia Dortmund y Liverpool rechazaron sus ofertas para fichar a los atacantes Osumane Dembélé y Philippe Coutinho, respectivamente. El equipo español, que recibió 222 millones de euros (262 millones de dólares) del PSG por la rescisión del contrato de Neymar, habría ofrecido unos 100 millones de euros por cada uno de esos dos jugadores.

Paulinho se incorpora oficialmente a tres días del primer partido del Barsa en la temporada de la liga española, contra el Real Betis, y cuando el equipo dirigido por Ernesto Valverde atraviesa un momento difícil: acaba de perder por un global de 5-1 ante Real Madrid en la Supercopa de España, y a la salida de Neymar se suma la baja por un mes de Suárez por una lesión de rodilla.

“Es un jugador de alta competición y de muchísima calidad que viene de competir con la selección brasileña”, comentó el director deportivo del Barsa, Robert Fernández.

El Barsa sólo ganó el título de la Copa del Rey la temporada pasada, en la que el Madrid consiguió el doblete de la liga española y la Liga de Campeones.