LA HAYA, Holanda (AP) — La decisión de Filipinas de dejar la Corte Penal Internacional no desviará una investigación preliminar en curso por los posibles crímenes cometidos durante la guerra del actual gobierno filipino contra el narcotráfico, informó el martes el tribunal como primer comentario después de que Manila solicitó oficialmente su salida del organismo internacional.

El mes pasado, el fiscal de la CPI, Fatou Bensouda, abrió una pesquisa preliminar tras una queja presentada por un abogado filipino que denunció posibles homicidios extrajudiciales durante la compaña antidrogas del presidente Rodrigo Duterte, que podrían equivaler a crímenes contra la humanidad.

En respuesta, Duterte anunció la semana pasada que retiraría la ratificación de Filipinas del Estatuto de Roma, el tratado que creó la CPI. Dicho retiro entrará en efecto en un año.

Aunque el Senado filipino ratificó el Estatuto de Roma, Duterte dijo que el tratado nunca fue implementado en el país porque no fue publicado en el diario oficial como lo requiere la ley.

El martes, Duterte dijo en Manila que cuestionaría la autoridad de cualquiera que viaje a Filipinas para investigar la acusación presentada en la CPI.

“¿Cuál es tu poder? ¿El tratado? El tratado no fue publicado. Cuando no se publica, es como si no hubiera ley”, dijo Duterte en un discurso.

La corte dijo en una declaración que lamentaba la medida de Duterte, pero enfatizó que no afectaría la investigación preliminar de Bensouda.

La Haya cita otra decisión de otro caso en donde dijo que la CPI mantiene jurisdicción sobre crímenes cometidos cuando un país era miembro de la corte incluso después de su retiro.

Más de 4.000 personas, en sus mayoría pobres sospechosos de narcotráfico, han muerto durante la guerra antinarcóticos de Duterte, según la policía nacional. Cifras mayores han sido reportadas por grupos defensores de los derechos humanos.

Duterte argumenta que las muertes no equivalen a crímenes contra la humanidad, genocidio o atrocidades similares.

La investigación preliminar de Bensouda analizará si hay suficiente evidencia para abrir una investigación a gran escala en Filipinas que podría ocasionar cargos contra aquellos considerados más responsables por los crímenes.

___

El periodista de The Associated Press Jim Gomez en Manila, Filipinas, contribuyó a este despacho.