EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — Los arqueros Franco Armani y David Ospina fueron los únicos que sacaron nota destacada en el empate sin goles entre Argentina y Colombia el martes, en un amistoso disputado mientras ambas selecciones buscan entrenador.

El duelo encontró a los dos seleccionados sudamericanos en plena reconstrucción tras el Mundial de Rusia. Argentina está al mando provisorio de Lionel Scaloni al menos hasta fin de año, cuando se designe a un entrenador definitivo.

Colombia tiene también a un interino, Arturo Reyes, técnico del seleccionado Sub20, tras la partida de José Pekerman.

Tampoco estuvieron sus máximas figuras, Lionel Messi y James Rodríguez, respectivamente. El primero al parecer ha decidido tomarse un descanso de la Albiceleste mientras que el mediocampista del Bayern Múnich se pone a punto de las dolencias musculares que lo aquejaron en Rusia.

Argentina, que venía de ganarle 3-0 a Guatemala, tuvo a maltraer en los primeros minutos a Ospina. Sacó por arriba del travesaño un derechazo a la carrera de Exequiel Palacios, quien con apenas un puñado de buenos partidos en River Plate se ganó una oportunidad con la selección.

El arquero del Napoli luego se lució con otro remate de media distancia de Gonzalo Martínez y en la jugada siguiente le tapó el gol a Mauro Icardi, el capitán del Inter de Italia.

Colombia, que venció 2-1 a Venezuela días atrás, equilibró el pleito cuando Juan Cuadrado empezó a ganarle las espaldas a Fabricio Bustos por la izquierda. Tras recibir una asistencia suya, el capitán Radamel Falcao tuvo la más clara de su equipo con un zurdazo desde fuera del área que el arquero Franco Armani desvió al tiro de esquina.

Luis Muriel volvió a exigir a Armani en el inicio del complemento, que luego se tornó tedioso y sin emociones en las áreas hasta que a los 65 Juanfer Quintero dio una magistral asistencia a Carlos Bacca, quien se quedó con el gol atragantado por otra intervención del arquero de River.

Argentina se despabiló con el ingreso de Paulo Dybala y Cristian Pavón, que le aportaron más vértigo en la ofensiva, pero nunca comprometieron el cero en la valla de Ospina.