CIUDAD DE MÉXICO (AP) — Un video recientemente divulgado muestra a narcotraficantes armados amenazando y humillando al alcalde de un pueblo del sur de México. El alcalde confirmó el martes la autenticidad del video.

Se sabe que las bandas de narcotraficantes exigen dinero, trabajos y contratos a alcaldes de las regiones más violentas de México. Algunos alcaldes han sido asesinados por resistirse. Pero las amenazas casi nunca han sido grabadas en video.

El video del 2015 que fue publicado esta semana en las redes sociales muestra a los narcotraficantes obligando al alcalde electo del pueblo de Mazatepec a arrodillarse a punto de pistola. Los hombres enmascarados le exigen dinero y que nombre a uno de sus aliados a un puesto policial clave.

El alcalde aparece diciendo que está dispuesto a tolerar a las pandillas, pero que no tiene la cantidad que piden, que por ese entonces era equivalente a unos 400.000 dólares.

Se cree que los narcos pertenecen a la banda "Rojos", que opera en Morelos y el estado aledaño de Guerrero.

El alcalde Jorge Toledo Bustamante confirmó a Radio Formula la autenticidad del video y dijo que le han seguido exigiendo dinero. Agregó que no había reportado el incidente por temor a la banda de narcos y desconfianza de las autoridades judiciales.

Para justificar su temor, citó el asesinato del alcalde de un pueblo cercano, solo semanas después de que el video fuera grabado.

También dijo que no es el único alcalde que ha sido obligado a reunirse con bandas de narcos, u obligado a darles dinero.

Hace dos años, un video mostró al alcalde de un pueblo en Guerrero reuniéndose con narcotraficantes. En el 2014, unos funcionarios o sus familiares fueron grabados en cámara durante una reunión con el cabecilla de una banda de narcos en Michoacán, en el oeste del país.

No está claro si Toledo Bustamante cometió algún delito. Él dijo que iba a dar una declaración a las autoridades sobre el incidente.