BAGDAD (AP) — El primer ministro iraquí anunció el sábado una operación militar para expulsar a los combatientes del grupo extremista Estado Islámico de una zona en el extremo occidental del país, cerca de la frontera con Siria.

Haider al-Abadi habló de la campaña durante una visita a la ciudad sagrada de Karbala durante el peregrinaje del Arabaeen, que según la tradición conmemora el martirio del imán Husein, nieto del profeta Mahoma y una figura clave en el islam chií.

Las fuerzas iraquíes retomaron este mes un paso fronterizo a Siria con respaldo de la coalición que lidera Estados Unidos, en una operación en la que participaron unidades del Ejército iraquí, fuerzas especiales y combatientes tribales locales.

Todo lo que queda del llamado “califato” de la milicia radical, que llegó a extenderse hasta los alrededores de Bagdad, son zonas aisladas a lo largo del territorio en los desiertos de Siria e Irak.