WASHINGTON (AP) — El presidente la FIFA Gianni Infantino le regaló el martes a Donald Trump algo que quizá sí quiera utilizar.

Durante su reunión en la Oficina Oval de la Casa Blanca, Infantino le presentó a Trump varios regalos entre los que se incluyeron unas tarjetas rojas y amarillas que, bromeó, podrían serle útiles en sus encuentros con los medios de comunicación.

Infantino se reunió con Trump para hablar sobre la Copa del Mundo de 2026 que será organizada por Estados Unidos junto con Canadá y México.

El dirigente de la FIFA pronostica que la edición de 2026 será el evento deportivo más grande del mundo.

Trump no estará en el cargo en 2026, incluso si obtiene un segundo mandato, pero bromeó que tal vez podría extender su término.

El hijo menor de Trump, Barron, es un gran aficionado al fútbol.