RIO DE JANEIRO (AP) — El Ministerio de Salud de Brasil elevó la cifra de casos de microcefalia que han brotado en este año a 1.248, en medio de una alarma sanitaria en regiones del país tras confirmar la relación entre la malformación y el virus zika.

Claudio Maierovitch, director del Departamento de Enfermedades Transmisibles del Ministerio de Salud, informó que los casos se reportaron en 14 estados. Según el gobierno de Brasil, investigadores hallaron presencia del virus zika —"primo" del dengue— en sangre y tejidos de una bebé que nació con la cabeza pequeña y otras malformaciones en el estado de Ceará, un hecho inédito en el mundo. La bebé murió.

Otros seis recién nacidos han muerto, pero los resultados aún están en análisis, dijo Maierovitch.

El estado de Pernambuco, que más presentó casos de microcefalia hasta hoy, decretó estado de emergencia el domingo para contener los riegos de infección por piquetes del mosquito Aedes aegypti, es responsable de propagar el zika y el dengue.

"El hecho de haber confirmado la relación del virus con la microcefalia refuerza las medidas de prevención", expresó Maierovitch. "Las acciones relacionadas con esta emergencia son una prioridad".

Investigadores de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, la agencia de salud de Estados Unidos, llegarán esta semana al país, invitados por el gobierno para continuar con los análisis.

Hasta ahora, el gobierno sospecha que el riesgo se asocia a los primeros tres meses de embarazo.

La microcefalia es una malformación en la que el cerebro no se desarrolla de manera adecuada. Los bebés nacen con una cabeza cuya circunferencia es menor de lo normal. Por lo común, la medida llega a sobrepasar los 33 centímetros. El trastorno puede afectar la capacidad motora y provocar retraso mental.

En 2014, el total de casos de microcefalia notificados en Brasil fue de 147.

El virus Zika hasta ahora se había presentado con síntomas similares que el dengue como la fiebre, manchas en la piel y dolor muscular pero se consideraba más leve.