WASHINGTON (AP) — El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tuvo una segunda conversación con el mandatario ruso Vladimir Putin, que no había sido revelada previamente, durante la cumbre del Grupo de los 20 en Alemania a principios del mes.

El vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, y el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Michael Anton, confirmaron que Trump y Putin hablaron en privado durante la cena de líderes de la cumbre del G20 celebrada en la ciudad de Hamburgo.

Los dos mandatarios sostuvieron una reunión formal antes ese mismo 7 de julio, la cual estaba prevista que durara media hora pero se extendió a más de dos horas.

También se captó a Trump y Putin estrechando las manos e intercambiando algunas palabras cuando llegaron a la cumbre del Grupo de los 20 países industrializados y emergentes.

Anton no especificó cuánto duró la conversación informal, pero dijo que la discusión fue casual y que no debería de ser llamada “reunión”.

“Una conversación durante el postre no puede ser considerada como una reunión”, señaló Anton.

Pocos de los líderes tenían a sus traductores a su lado, pero ningún delegado asistió a la cena, indicó el portavoz.

La relación entre Trump y Putin ha estado bajo escrutinio desde la campaña presidencial del estadounidense, donde en repetidas ocasiones alabó al mandatario ruso y dijo que era un líder fuerte y públicamente lo alentó a hackear los correos electrónicos de su oponente demócrata, Hillary Clinton. Los aliados de Trump han dicho que él estaba bromeando.

Funcionarios de los servicios de inteligencia de Estados Unidos han acusado al gobierno ruso de intervenir en la campaña presidencial de 2016 para ayudar a ganar a Trump. Por su parte, el mandatario ha puesto en duda y rechazado las investigaciones sobre una posible colusión entre su campaña y Moscú argumentando que es una “cacería de brujas”.