ATLANTA (AP) — Los Cachorros están mostrando el poder que se esperaba de ellos desde hace tiempo, en su condición de campeones de la Serie Mundial.

El manager Joe Maddon manifiesta su agrado por la mejor racha del equipo en la temporada, de seis victorias consecutivas. Y se siente aún mejor por la buena química que prevalece en el clubhouse.

Javier Báez conectó un cuadrangular de tres carreras, Mike Montgomery lanzó seis buenas entradas y ayudó a su propia causa con un jonrón, y Chicago derrotó el miércoles por 8-2 a los Bravos de Atlanta.

Los Cachorros no han perdido desde el receso del Juego de Estrellas, y barrieron su serie de tres partidos ante Atlanta.

“Hay algo más importante, la forma en que nos sentimos respecto de nosotros mismos”, manifestó Maddon. “Sí, la racha es parte de esto, pero hemos tenido esta energía desde el comienzo de la segunda mitad de la temporada en Baltimore”.

Kris Bryant abandonó el partido en la primera entrada por un esguince del meñique izquierdo, la única mala noticia para los monarcas del último Clásico de Otoño.

“No tengo algo concluyente, pero pienso que realmente nos hemos salvado de algo grave aquí”, señaló Maddon respecto del Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en 2016.

El club informó que las radiografías descartaron una fractura. Se analizará diariamente la condición de Bryant.

Su reemplazo Tommy La Stella también bateó de vuelta completa y Addison Russell agregó dos remolcadas con cuatro hits, incluyendo un par de dobletes.

Montgomery (2-6) consiguió su primera victoria desde el 20 de junio. Permitió una carrera en la sexta, con un vuelacerca solitario de Ender Inciarte.

Por los Cachorros, el puertorriqueño Báez de 4-2, con un jonrón, tres remolcadas y dos anotadas, y su compatriota Víctor Caratini de 4-0.

Por los Bravos, el venezolano Inciarte de 4-2, con un jonrón, una impulsada y una anotada. El panameño Johan Camargo de 4-0. El dominicano Danny Santana de 4-1.