WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump tuiteó el domingo que China eliminará las barreras comerciales “porque es lo correcto” y que Washington y Beijing podrán resolver las disputas que han sacudido a los mercados financieros, consumidores y empresas.

El tuit no explica por qué es optimista sobre la resolución de un creciente conflicto comercial entre las dos mayores economías del mundo, pero sí dice que él y el presidente chino Xi Jinping "siempre seremos amigos, sin importar lo que suceda con nuestra disputa comercial".

El mandatario dijo que "China eliminará sus barreras comerciales porque es lo correcto. Los impuestos se volverán recíprocos y se hará un trato en materia de propiedad intelectual. ¡Un gran futuro para ambos países!".

Estados Unidos compró más de 500.000 millones en bienes chinos el año pasado y ahora está considerando aranceles sobre unos 150.000 millones de dólares de esas importaciones. Estados Unidos vendió alrededor de 130.000 millones de dólares en bienes al país asiático en 2017 y enfrenta un impacto potencialmente devastador en su mercado si China responde de la misma manera.

Beijing se ha comprometido a "contraatacar con gran fuerza" si Trump decide seguir adelante con su última amenaza de imponer aranceles sobre otros 100.000 millones de dólares en productos chinos, después de un anuncio anterior que apuntaba a 50.000 millones de dólares.

La Casa Blanca también está presionando para que se tomen medidas enérgicas contra lo que considera el robo por parte de China de propiedad intelectual estadounidense.

También el domingo, el nuevo asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow, dijo que “una coalición de los dispuestos” _incluyendo Canadá, Australia y gran parte de Europa_ se estaba formando para presionar a China y que Estados Unidos demandaría que la Organización Mundial de Comercio, árbitro de disputas comerciales, sea más estricta con Beijing. Y dijo que aunque Washington esperaba evitar una acción, Trump era serio con sus amenazas.

"Éste es un problema causado por China, no por el presidente Trump”, dijo Kudlow en "Fox News Sunday".

Pero restó importancia a la amenaza de aranceles, diciendo que es “parte del proceso”, insinuando que el impacto sería “benigno” y que tenía esperanzas de que China entre en negociaciones. “No pienso que se acerca una guerra comercial”.

En tanto, el secretario del Tesoro Steve Mnuchin dijo en el programa "Face the Nation" de la CBS que no esperaba que los aranceles tuviesen “un impacto significativo en la economía”, aunque dejó abiertas las puertas a la posibilidad de secuelas. Admitió que podría ocurrir una guerra comercial, pero dijo que lo la esperaba.