SAN SALVADOR (AP) — La Unidad Elite contra el Crimen Organizado de la policía salvadoreña capturó el viernes a cuatro hombres que aseguran formaban parte un grupo de exterminio responsable de matanzas en varios municipios del oriente del país.

El vocero de la Policía Nacional Civil, comisionado Oswaldo Guerra, informó en conferencia de prensa que el grupo atacaba a presuntos miembros de las estructuras criminales de las pandillas. Guerra dijo que con estas capturas se logró esclarecer al menos tres casos de homicidios agravados --dos de ellos triples homicidios y un quíntuple-- perpetrados por la estructura en el municipio de San Francisco Javier, departamento de Usulután, a 11 kilómetros al este de la capital.

Asimismo, explicó que el grupo planificaba los hechos, ubicaba la residencia de los presuntos pandilleros, se presentaba con uniformes similares a los que usan los policías o los militares, simulaba la detención de las víctimas y pedía a los familiares que luego se presentaran ante sedes policiales a preguntar por ellos, pero después éstos aparecían asesinados.

A los detenidos les incautaron armas de fuego, teléfonos celulares, uniformes y varios vehículos.

Desde 2015, la policía ha logrado desarticular al menos cuatro grupos de exterminio en el oriente del país.

En 2017 capturaron a cuatro miembros de la Policía Nacional Civil, 15 militares y 34 civiles, todos involucrados en una estructura creada para tomar la justicia en sus manos y asesinar a presuntos pandilleros, aunque también cometieron atracos a sucursales bancarias.

Este grupo comenzó asesinando a delincuentes, pero por razones económicas terminaron matando a personas que ni siquiera tienen vínculos con alguna estructura criminal.

En El Salvador, considerado uno de los países más violentos del mundo, las pandillas establecidas en barrios y comunidades populosas están integradas por más de 67.000 jóvenes y adultos, mientras que más de 15.000 están en las cárceles. Según las autoridades están involucrados en la mayoría de los crímenes que se cometen en el país.