SAO PAULO (AP) — Un juez ordenó el viernes que se ponga en libertad al expresidente de la empacadora de carne más grande del mundo, quien ha pasado más de seis meses encarcelado por presuntos cargos de abuso de información privilegiada.

Joesley Batista, magnate de la empacadora de carnes JBS, fue puesto bajo arresto temporal en septiembre.

El juez federal Marcus Vinicius Bastos ordenó la liberación de Batista, quien ha pasado dos meses más de los cuatro que se ordenaron originalmente para dar a las autoridades tiempo para que investigaran las acusaciones en su contra. No estaba claro cuándo exactamente iba a salir de la cárcel.

El hermano de Batista, Wesley, director general de JBS, salió en libertad hace un mes.

Ambos hermanos han testificado, dentro de una investigación de corrupción, que JBS pagó coimas a un sinnúmero de políticos en Brasil.

Los fiscales dicen que los hermanos Batista hicieron uso de su conocimiento de acuerdos con la fiscalía para realizar transacciones que dieron grandes ganancias.