CARACAS (AP) — Un periodista venezolano dijo el martes que fue liberado tras dos días de cautiverio en los que fue torturado por fotografiar las supuestas actividades criminales de distintas bandas en una prisión.

Jesús Medina publicó fotos en Twitter con moretones en el rostro y el cuerpo. "Ellos me torturaron y amenazaron con matarme", dijo el reportero independiente.

Medina informa para DolarToday, un sitio de internet antigubernamental. Antes de que desapareciera, tanto el sitio como el diario El Nacional habían publicado fotos de Medina tomadas desde la cima de una colina que supuestamente mostraban a presos armados dentro de la prisión de Tocorón junto con cultivos de marihuana y antenas parabólicas.

Medina no identificó a sus secuestradores pero indicó que lo retuvieron en una habitación oscura, sin comida ni agua, antes de dejarlo en una carretera.

Tanto los políticos de la oposición como los funcionarios del gobierno habían expresado preocupación por su desaparición.

Un mes antes las autoridades lo habían detenido junto con dos periodistas extranjeros mientras realizaban un reportaje sobre la prisión de Tocorón, en el estado central de Aragua, uno de los centros penitenciarios más peligrosos del país.

Natalie Southwick del Comité para la Protección de los Periodistas, situado en la ciudad de Nueva York, pidió a las autoridades venezolanas una investigación completa sobre la desaparición de Medina.

"Es difícil saber quién puede ser el responsable", dijo a The Associated Press. "Nos gustaría ver una investigación transparente para descubrir quiénes son los responsables de detenerlo y golpearlo y que sean llevados ante la justicia".

Venezuela cuenta con unas tres decenas de prisiones que enfrentan graves problemas de hacinamiento y violencia generada por bandas que controlan internamente los penales y trafican armas y drogas.