CIUDAD DE GUATEMALA (AP) — Angely Martínez, la bebé siamesa guatemalteca que fue separada de su hermana en octubre, murió el martes en la tarde a consecuencia de una infección, informó el Ministerio de Salud de Guatemala.

El ministro Carlos Soto confirmó la noticia en su cuenta oficial de Twitter y manifestó su pesar por el fallecimiento.

Conocidas como “las Esmeralditas”, Angely Esmeralda y Graciela Esmeralda nacieron unidas por el pecho y el abdomen, donde compartían el hígado y parte del estómago. Fueron separadas el 23 de octubre, con solo dos meses de nacidas.

Según el Hospital Roosevelt, donde las niñas fueron separadas, la bebé se encontraba en cuidados intensivos desde el día de su separación y sufrió una infección generalizada, que no pudo resistir. La cirugía la realizó un equipo médico de más de 60 personas, todos guatemaltecos, y duró 13 horas.

Este hospital ha realizado dos operaciones de separación previamente. En 2006 operó a “las Angelitas”, dos pequeñas que nacieron unidas por el pecho, de las cuales una de ellas falleció por problemas del corazón después de ser separada. El segundo caso es el de “las Rositas”, que nacieron unidas por el área genital y fueron separadas en 2014. Ambas sobrevivieron.

Los siameses son gemelos que nacen unidos por alguna parte del cuerpo y comparten algún órgano, un problema de salud que afecta principalmente a las mujeres. Según estudios, solo 18% del total de los siameses sobrevive más de 24 horas.