BEIRUT (AP) — Al menos seis civiles murieron en el bombardeo de Ghouta, cerca de Damasco, a pesar de la breve pausa humanitaria cotidiana impuesta por Rusia, dijeron activistas y rescatistas sirios.

La TV estatal siria informó que dos niños lograron escapar de la región bajo el fuego de los rebeldes que controlan el este de Ghouta.

El gobierno sirio y funcionarios rusos acusan a los rebeldes de disparar hacia un corredor dispuesto para la evacuación, lo que impide la partida de civiles.

El corredor, controlado por la policía militar rusa y el ejército sirio, está abierto desde el martes durante cinco horas diarias. Una pareja de ancianos paquistaníes pudo salir después de negociaciones.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, y la Defensa Civil Siria dijeron que seis civiles murieron durante los bombardeos del gobierno el sábado en el este de Ghouta.