MOSCÚ (AP) — Rusia advirtió el sábado que un grupo de extremistas está preparando un ataque con armas químicas en una provincia controlada por los rebeldes.

El Ministerio de Defensa de Rusia emitió un comunicado afirmando que un grupo llamado Comité para la Liberación del Levante está tramando un ataque contra civiles en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, para echarle la culpa al gobierno.

Citando fuentes secretas, el ministerio dijo que varios contenedores con cloro fueron trasladados a un poblado cercano y luego llevados a una aldea local. Añadió que una empresa privada británica está ayudando a los rebeldes en su complot.

El comunicado del gobierno ruso surge poco después de que el asesor de seguridad nacional estadounidense John Bolton le advirtió a Siria que no use armas químicas contra su propia población, y que de lo contrario habría una respuesta contundente.