KABUL (AP) — Casi la mitad de los niños de Afganistán no están escolarizados por la guerra, la pobreza o el matrimonio infantil, entre otros factores, dijo un nuevo estudio el domingo.

Según el informe elaborado por el Ministerio de Educación y la agencia de Naciones Unidas para la infancia, 3,7 millones _ o el 44% _ de los menores en edad escolar no están matriculados. Esta es la primera vez desde la invasión de Afganistán liderada por Estados Unidos en 2001 que la tasa de asistencia a la escuela baja, luego de años de avances constantes en la educación tanto de niños como de niñas, a quienes los talibanes tenían prohibido acudir a la escuela.

Las niñas suponen el 60% de los menores no escolarizados, apuntó el estudio.

"Que las cosas sigan como siempre no es una opción para Afganistán si queremos cumplir con el derecho de todos los niños a recibir una educación”, dijo Adele Khodr, presentante de UNICEF para Afganistán, en un comunicado. "Cuando lo niños no están en la escuela, corren un mayor riesgo de abusos, explotación y reclutamiento”.

Los talibanes se hicieron con el control de varios distritos en todo el país en los últimos años coincidiendo con los problemas del gobierno respaldado por Estados Unidos para combatir la insurgencia. Una larga crisis financiera, agravada por la corrupción generalizada, ha obstaculizado los esfuerzos gubernamentales para expandir el acceso a la educación.

La pobreza lleva a muchas familias a empujar a sus hijas a matrimonios tempranos, a menudo con hombres mucho mayores. La edad legal para casarse en Afganistán es de 18 años, pero la ley apenas se aplica, especialmente en zonas rurales tradicionales.

Que las niñas acudan a la escuela sigue estando mal visto en la conservadora nación musulmana, y está prohibido en las zonas controladas por los talibanes.