BERLÍN (AP) — Una estatua dorada del presidente turco Recep Tayyip Erdogan que evoca la famosa estatua de Saddam Hussein, fue erigida en una ciudad del centro de Alemania como parte de un festival de arte cuyo lema es "malas noticias".

La efigie, más grande que el tamaño natural, fue colocada en la ciudad de Wiesbaden y muestra a Erdogan con el brazo derecho levantado, una pose que recuerda a la emblemática estatua del exdictador iraquí que fue derribada en 2003 por militares estadounidenses durante la invasión de Irak.

El diario local Wiesbadener Kurier informó que la estatua fue colocada el lunes en el centro de la ciudad. Las autoridades autorizaron la estatua como parte del festival de arte de la Bienal de Wiesbaden, pero no sabían que Erdogan sería la persona representada, agregó el periódico.

No fue posible obtener comentarios por el momento de los organizadores del festival.