SANTIAGO DE CHILE (AP) — Los ministros de 11 países de la cuenca del Pacífico se disponen a firmar el jueves un tratado que libera el intercambio de productos en medio de una nueva arremetida proteccionista de Estados Unidos que se espera formalice la aplicación de aranceles a las importaciones de acero y aluminio.

El Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico -TPP11- que se suscribirá por la tarde en Santiago de Chile formará un bloque de 500 millones de personas con un ingreso per cápita promedio de 28.000 dólares y que comprende el 13% de la economía mundial.

El canciller chileno Heraldo Muñoz declaró que los países agrupados en el TPP11 esperan que el progreso y el crecimiento económico lleguen a todos “además de ser una fuerte señal en contra de las presiones proteccionistas en favor de un mundo abierto al comercio sin sanciones unilaterales y sin la amenaza de las guerras comerciales”.

Sin nombrarlo Muñoz aludió al presidente estadounidense Donald Trump, quien tras asumir en enero de 2017 retiró a su país de las negociaciones para un TPP, que llevaban cuatro años, para proteger los empleos en su nación, según dijo.

Se espera que Trump firme probablemente el mismo jueves un decreto que impondrá aranceles de 25% a las importaciones de acero y de 10% al ingreso de aluminio.

En un mensaje en Twitter, Trump dijo el jueves que “debemos proteger y desarrollar nuestras industrias de acero y aluminio mientras al mismo tiempo mostramos una gran flexibilidad y cooperación hacia aquellos que son verdaderos amigos y nos tratan justamente tanto en lo comercial como en lo militar”.

Muñoz precisó que los 11 países que integran el TPP suman “representan alrededor de 10 trillones de dólares en la suma de sus economías”.

Los 11 firmantes del acuerdo son los ministros de Comercio de Australia, Brunei, Canadá, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam, además del canciller chileno.

Un comunicado de ProChile, un organismo estatal que promueve las inversiones, y de la Dirección de Relaciones Económicas Internacionales chilena señaló que el TPP11 conserva la esencia del TPP original que incluía a Estados Unidos aunque incorpora 20 suspensiones “que se acordaron para resguardar los balances entre los 11 países”.

“Este va a ser el acuerdo más importante, el de más altos estándares de integración en un momento en que surgen presiones proteccionistas”, dijo recientemente Muñoz.

Agregó que la firma del acuerdo emite “una señal de liderazgo en cuanto a apertura, cuando hay cierres de fronteras comerciales y cuando hay tarifas que se colocan a ciertos productos y la amenaza de una guerra comercial”.

El tratado tiene sus detractores, entre ellos organizaciones femeninas chilenas que repudian que el gobierno de la presidenta Michelle Bachelet, que concluye el domingo próximo, haya elegido el Día Internacional de la Mujer para su firma.

El TPP11 entrará en vigor luego que 60 días después sea ratificado por seis de los 11 países miembros. El visto bueno final lo deben entregar los respectivos Congresos.