WASHINGTON (AP) — Senadores republicanos consideran una cláusula que aumentaría impuestos de manera automática en caso de que su reforma fiscal integral no genere tantos ingresos como se espera. Se trata de un esfuerzo por tranquilizar a los críticos que se preocupan de que los recortes fiscales a negocios e individuos incrementen la ya creciente deuda nacional.

El esfuerzo ocurre en momentos en que un segundo republicano en el Senado, Steve Daines, de Montana, anunció el lunes que se opone a la forma actual de la propuesta fiscal. Previamente, el senador por Wisconsin, Ron Johnson, se expresó en contra de la medida, dejando a los senadores republicanos sin margen de error en su intento por votar la propuesta esta semana.

Ambos senadores se quejaron de que la propuesta fiscal favorece a los grandes corporativos por encima de las pequeñas empresas. Los republicanos solo cuentan con dos votos de sobra en el Senado, en donde gozan de una ventaja de 52-48, por lo que prevén que el vicepresidente Mike Pence rompa el empate.

En la Casa Blanca, el presidente Donald Trump sostuvo que la reforma ayudaría a todos los estadounidenses.

“Creo que beneficiará a todos”, comentó el mandatario. “Más que nada, beneficiará a las personas que buscan empleo, debido a que estamos otorgando grandes incentivos”.

Los senadores republicanos indicaron que aún falta mucho para garantizar los votos suficientes.

“Estamos progresando, cada minuto, cada hora, cada día. Pero aún no lo conseguimos”, dijo el senador por Texas, John Cornyn, el segundo republicano de mayor rango en el Senado. Cuando se le presionó sobre cuándo se daría la votación, respondió que prevé que se realice esta semana.

Un nuevo cálculo del Congreso señala que la propuesta del Senado añadiría 1,4 billones de dólares al déficit presupuestal durante la próxima década. Pero los líderes republicanos disputan ese estimado al afirmar que los recortes fiscales impulsarán a la economía y reducirían el impacto en el déficit.

Muchos economistas no concuerdan con dichas proyecciones tan optimistas. La cláusula sería la forma con la que los senadores pondrían a prueba sus hipótesis económicas, que traerían consecuencias reales en caso de estar equivocadas.

“¿Tenemos cifras realistas y se cuenta con una red de seguridad en el proceso en caso de no la tengamos?” preguntó el senador por Oklahoma, James Lankford.

“¿Deberíamos trabajar en los ‘supuestos’? ¿Qué pasa si esto no funciona?”, dijo Lankford. “¿Cuáles son los cambios que se necesitarían en el código fiscal para poder ajustarnos de acuerdo al escenario?”

___

Los periodistas de Associated Press Andrew Taylor, Ken Thomas y Zeke Miller contribuyeron con este despacho.