MOSCÚ (AP) — Rusia reducirá el presupuesto para la Copa del Mundo de 2018 como parte de los planes para recortar el gasto del país al aproximarse una recesión económica, dijo el jueves el ministro de Deportes Vitaly Mutko.

El gobierno de Rusia anunció el recorte de 10% a su gasto en todos los rubros luego de que el banco central predijera el mes pasado que la economía se contraerá entre 4,5 y 4,7% este año debido a las sanciones internacionales y la baja en los precios del petróleo.

Mutko, quien forma parte del comité ejecutivo de la FIFA, dijo en comentarios dados a conocer por la agencia de noticias Tass que los estadios para la Copa del Mundo y la infraestructura asociada no serán afectados por los recortes. Sin embargo, "varios temas relacionados con la organización" y "subsidios al comité organizador" serán reducidos junto con el presupuesto relacionado a la ceremonia del sorteo.

Este mes el presidente de la FIFA Joseph Blatter dijo que recibió garantías por parte del presidente Vladimir Putin de que los problemas económicos del país no afectarían al certamen y el organismo indicó a The Associated Press que no había preocupación por el anuncio de Mutko.

"No nos preocupa el impacto que eso podría tener en la entrega de la infraestructura que se requiere para la organización exitosa de la Copa del Mundio de 2018", indicó el vocero de la FIFA Olegs Sokols mediante un mensaje de correo electrónico.

En un comunicado el comité organizador dijo "la racionalización de los recursos federales no afectará la infraestructura esencial para el torneo como estadios, sitios de entrenamiento, transportación pública, infraestructura de telecomunicaciones y seguridad".

Rusia ya redujo la capacidad de dos de sus 12 estadios para la Copa del Mundo, de 45.000 a 35.000 asientos, debido a causas financieras y de su uso posterior pero Mutko negó que se vayan a usar menos estadios para ahorrar dinero porque la FIFA no está dispuesta a perder más ingresos por menor venta de boletos.

"La FIFA no nos hará más concesiones y todos los estadios deben tener capacidad de 45.000 asientos", dijo. "El programa de boletaje ya comenzó de acuerdo con su programa y sus estimaciones de ingreso. El que hayan reducido la capacidad de dos estadios a 35.000 ha causado que pierdan, de acuerdo con sus cálculos, 60 millones".

Mutko dijo que el Ministerio de Comercio e Industria de Rusia tiene la tarea de reunir a los contratistas de obra relacionada con el Mundial para pedirles que bajen el precio del cemento para los proyectos relacionados con el torneo.

Más de la mitad del presupuesto de 9.600 millones de dólares para la organización del Copa del Mundo proceden de recursos federales y la suma restante sería aportada por autoridades regionales y compañías propiedad del Estado.

La FIFA y el comité organizador del Mundial 2018 no respondieron de inmediato una solicitud para que hicieran comentarios.