WASHINGTON (AP) — El presidente Donald Trump interrumpió el miércoles dos veces un discurso en el que hacía un recuento detallado de su gira por cinco naciones de Asia, para tomar agua.

Trump hizo una pausa para buscar una botella de agua mientras hablaba sobre las inversiones multimillonarias y empleos de las compañías japonesas en Estados Unidos.

Primero buscó en el podio. “¿No tienen agua? Está bien”, dijo el mandatario. Cuando fue informado que había agua en una mesita ubicada a su derecha, el presidente abrió la botella, tomó un sorbo y continuó con su discurso. Minutos después tomó otro trago.

Las interrupciones de Trump para tomar agua durante su discurso produjeron comparaciones de forma inmediata con el discurso de 2013 que el senador de Florida Marco Rubio ofreció después del informe sobre el estado de la nación que dio Barack Obama. Durante su respuesta al discurso de Obama, Rubio tomó agua de una botella _aunque todo el tiempo mantuvo la mirada fija en la cámara_ y posteriormente se rio y dijo que era porque tenía la boca seca.

Durante la campaña presidencial 2016, Trump se burló frecuentemente de las pausas para tomar agua de Rubio, quien entonces era su rival.

“Cuando ponen a Marco a refutar el discurso del presidente Obama, ¿recuerdan esa catástrofe?”, cuestionó Trump ante una multitud durante un acto de su campaña en Fort Worth, Texas, en febrero de 2016. Trump se burló de Rubio y dijo “Es así: ‘Necesito agua. Ayúdenme, necesito agua’”, y fingió tambalearse en el escenario.

“Está en vivo por televisión. Este tipo se pone nervioso”, expresó en ese entonces Trump mientras sostenía una botella de agua y agregó. “Es Rubio”. Después, Trump salpicó el agua y arrojó la botella detrás de él en el escenario. “Inconcebible”, señaló en 2016 el ahora mandatario.

Por su parte, Rubio bromeó el miércoles que Trump necesitaba mejorar su estilo.

“Se debe hacer en un solo movimiento y los ojos nunca deben dejar de mirar a la cámara. Pero no estuvo mal para ser su primera vez”, escribió Rubio en Twitter.

Ya fuera que tuviera la boca seca o no, el presidente habría violado su propio consejo sobre las pausas para tomar agua. Cuando Rubio necesitó agua durante su discurso de 2013, Trump tuiteó: “La próxima vez, Marco Rubio debería tomar agua de un vaso en lugar de una botella, eso tendría un impacto menos negativo”.

Cabe destacar que durante su discurso del miércoles en la Casa Blanca, Trump tomó agua de una botella de la marca Fiji.

___

La periodista de The Associated Press Darlene Superville contribuyó para este despacho.

__

Ken Thomas está en Twitter como: @KThomasDC.