WINTERS, California, EE.UU. (AP) — Los bomberos hicieron frente el sábado a un veloz incendio que avanzó hasta el borde de una comunidad rural en el norte de California, salvando unas 40 casas durante un atareado fin de semana feriado con varios fuegos destructivos en el estado.

El incendio en la costa sureste del lago Berryessa se vio alimentado por las temperaturas en alza y la sequedad en la vegetación, y consumió rápidamente 8 millas cuadradas (unos 21 kilómetros cuadrados) de colinas junto a la urbanización Golden Bear, indicó el portavoz de los bomberos Daniel Berlant. El incendio estaba contenido en apenas un 15 por ciento.

"El incendió quemó justo hasta las casas", dijo. "Los bomberos aguantaron la posición y pudieron proteger las casas cuando (las llamas) avanzaban hacia el barrio".

Los bomberos que se enfrentaban a otro incendio al noroeste del lago Berryesa, señaló Berlant, fueron reasignados para atacar el llamado incendio de Monticello, que comenzó el viernes por la noche cerca de la presa de Monticello que forma el lago artificial. El incendio estaba contenido en un 70 por ciento tras calcinar 7 millas cuadradas y destruir dos hogares. Tres bomberos sufrieron heridas menores cuando combatían las llamas.

Más al norte, un incendio afectó el viernes a la pequeña comunidad de Collinsville, junto al río Sacramento, destruyendo ocho casas y dañando otras tres, señaló el jefe de bomberos del distrito Montezuma Joe Rosewall, en el condado de Solano.

El fuego está extinguido, pero hay 25 vecinos sin hogar y se han causado unos 2,5 millones de dólares en daños, dijo Rosewall.

Mientras, en Carolina del Sur, una casa cerca de la localidad montañosa de Julian que destruyó dos viviendas estaba contenido en un 90 por ciento el sábado, tras quemar unos 220 acres.

Cuatro bomberos resultaron heridos, indicó el capitán Kendal Bortisser. La extensión de sus lesiones no estaba inmediatamente clara, y la causa del incendio en el centro del condado de San Diego estaba bajo investigación.

El incendio comenzó el jueves, provocando la evacuación obligatoria de 200 viviendas y obligando a cancelar las celebraciones del 4 de Julio en un pueblo cercano.