NACIONES UNIDAS (AP) — México agradeció el jueves “de corazón” la rápida ayuda recibida tras los dos terremotos sufridos en las últimas dos semanas y dijo sentirse “conmovido por la solidaridad internacional”.

“La ayuda puede significar la diferencia entre la vida y la muerte de muchas personas”, afirmó el canciller mexicano Luis Videgaray ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. “Los amigos se hacen presentes en momentos duros y hemos comprobado con emoción que México tiene amigos sinceros en todo el mundo”.

En su discurso y luego en una conferencia de prensa, el diplomático informó que hasta ahora se han registrado 273 muertes en el terremoto del martes y que la prioridad en estos momentos es evitar más muertes. Agregó que hasta ahora se habían rescatado con vida a 51 personas de entre los escombros de edificios derrumbados.

Videgaray resaltó la celeridad con que numerosos países enviaron ayuda y, sobre todo, la pronta respuesta de la ONU, “que con una gran velocidad, en cuestión de minutos, permitió identificar qué naciones tenían la capacidad técnica y personal especializado para las tareas de rescate”.

“Es un privilegio ser parte de la ONU. Gracias a ese aporte hoy esos equipos están trabajando hombro con hombro” con los mexicanos, manifestó.

Panamá y El Salvador fueron dos de los primeros países que enviaron ayuda, según el canciller. Agregó que también se hicieron presentes de inmediato Israel y Japón.

“Israel tiene mucha experiencia en estas operaciones. Les pedimos que enviasen equipos especializados y equipo para mover rocas y escombros, y respondió muy rápido. Equipos israelíes ya trabajan en la ciudad de México”, indicó. Añadió que Japón, que sufre terremotos frecuentes, cuenta con “experiencia y equipos sobresalientes. Reaccionaron muy rápido. Pese a que están muy lejos, a 14 horas por aire, ya están en México. Aportan no solo expertos, sino tecnología”.

Destacó asimismo el aporte de chilenos expertos en evaluar los edificios que se pueden caer, y la pronta respuesta de Estados Unidos. Dijo que el presidente Donald Trump ordenó a varias agencias que reaccionasen “y ya hay cuatro equipos trabajando en sitios específicos donde se desmoronaron edificios”.