NUEVA YORK (AP) — Nueva York tiene los precios más caros de cigarrillos de todo Estados Unidos a partir del lunes, cuando el alcalde decidió elevar el precio y reducir el número de locales capacitados para venderlos.

Funcionarios del Departamento de Salud dijeron que la medida, que eleva el precio mínimo de un paquete de 20 cigarrillos de 10,50 dólares a 13 dólares, hará de la ciudad el lugar más caro para comprar cigarrillos en el país. El costo, que incluye impuestos, entra en vigor el primero de junio.

“Estamos enviando un mensaje claro y rotundo de que no permitiremos que la avaricia mate a más neoyorquinos”, dijo el alcalde Bill de Blasio al firmar la ley en una ceremonia en un hospital en Brooklyn. “Estas nuevas leyes no solamente ayudarán a reducir el número de fumadores en nuestra ciudad, sino también salvarán vidas”.

Se estima que unos 90.000 de los 8,5 millones de residentes de la ciudad de Nueva York fuman.

El alza de precios está en una de siete leyes firmadas por el alcalde de Blasio el lunes. Otra reduce gradualmente el número de licencias emitidas a comercios minoristas para vender productos de tabaco. Filadelfia y San Francisco tienen restricciones similares a las licencias.

Otras leyes prohíben la venta de todo producto de tabaco en farmacias, requieren licencias para vendedores de cigarrillos electrónicos y requieren que todos los edificios residenciales tengan políticas sobre tabaquismo que sean entregadas a todos los residentes y posibles residentes.

Oponentes del incremento de precios dicen que fuerza a muchos fumadores a acudir al mercado negro a comprar cigarrillos no regulados y sin impuestos.