BANGKOK (AP) — Un autobús de dos pisos que trasladaba trabajadores inmigrantes rumbo a fábricas de Tailandia se incendió en las primeras horas del viernes y provocó la muerte de 20 personas, informó la policía, apenas una semana después de que otros dos accidentes en las carreteras tailandesas dejaron un elevado número de decesos.

La policía recibió el reporte del incendio alrededor de la 1:30 a.m. del viernes. Ocurrió en la provincia de Tak, en el este de país y cerca de la frontera con Myanmar.

El vehículo salía de la provincia de Tak para llevar a los trabajadores a las zonas industriales cercanas a Bangkok, informó la policía. Según la prensa local, los trabajadores eran originarios de Myanmar.

De acuerdo con el teniente de la policía Raewat Aiemtak, 27 personas lograron escapar del incendio, una de las cuales sufrió quemaduras graves.

No fue posible saber de momento la causa del incendio, pero Raewat dijo que el conductor informó a la policía que el fuego se originó en la parte central del vehículo y que se esparció rápidamente. Quienes ocupaban la parte frontal del camión lograron escapar, pero quienes viajaban atrás quedaron atrapados.

El 21 de marzo, un autobús turístico fletado perdió el control en una curva cuesta abajo en el noreste de Tailandia y se salió de la carretera, matando a 18 personas e hiriendo a 33. Un día después, un autobús que transportaba a estudiantes por la provincia central de Ayutthaya patinó bajo la lluvia y volcó, hiriendo a 39 personas.

Según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, Tailandia tiene la segunda tasa más alta de muertes por accidentes de tráfico en el mundo después de Libia.