BOGOTÁ, Colombia (AP) — El gobierno colombiano reportó el miércoles los cuatro primeros casos en el país del llamado virus de la fiebre chikungunya, que con el correr de los días podría afectar a unas 700.000 personas.

Los casos fueron ubicados por las autoridades de salud en el municipio de Mahates, en el departamento de Bolívar, 640 kilómetros al norte de Bogotá, informó el Ministerio de Salud.

"El Ministerio de Salud y Protección Social está haciendo monitoreo permanente de la situación en este municipio y envió una comisión para que haga el acompañamiento a las personas afectadas y a las autoridades de salud", explicó el reporte oficial.

Previamente el gobierno había alertado sobre la inminente llegada del virus al país.

Hasta ahora habían sido atendidos cinco casos de personas que llegaron del exterior: tres de República Dominicana, una de Venezuela y una de Panamá, explicó por teléfono a The Associated Press Fernando Ruiz, viceministro de Salud.

Según el funcionario, tras la llegada de la enfermedad, en los primeros cuatro meses unos 700.000 colombianos se verían afectados por el virus. De ese total al menos 250.000 requerirán de atención médica. Por eso no dudó en alertar de que habrá congestión en los centros de salud. Las ciudades potencialmente expuestas serían Medellín, Cali, Barranquilla y Cúcuta por estar en la zona fronteriza con Venezuela.

Ruiz dijo que los grupos de más alto riesgo son los mayores de edad, las mujeres embarazadas y los menores de 5 años. "Es mínima la mortalidad" producida por el virus, indicó.

El gobierno dispuso de un poco más de 3,2 millones de dólares para hacer frente a la inminente emergencia sanitaria.