MORRISTOWN, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — Un juez de Nueva Jersey despejó el camino para que unos padres puedan alimentar por la fuerza a su hija anoréxica de 20 años.

El juez dictaminó el martes que la joven, conocida como S.A., es incapaz de tomar sus propias decisiones y dio a sus padres facultades para tomar decisiones médicas por ella. El abogado de la mujer había argumentado que ella quería tomar sus propias decisiones.

Los médicos que la atienden le dijeron al juez que la mujer no entiende el riesgo en que pone su vida al no comer y que tiene una posibilidad de recuperación a través de la tutela de sus padres.

La mujer pesaba 27 kilos (60 libras) en junio cuando fue llevada a una clínica en Princeton y desde entonces ha ganado 6 kilos (15 libras).

Su madre le dijo al Daily Record de Parsippany que el caso hace que otros padres tengan esperanzas.