EAST MEADOW, Nueva York, EE.UU. (AP) — Los restos humanos hallados el miércoles en una zona boscosa de Long Island son de un joven asesinado por la pandilla MS-13, indicó la policía.

Fueron descubiertos en una tumba poco profunda "dentro del zarzal", al este de Meadowbrook Parkway en East Meadow, luego que las autoridades siguieron pistas recibidas, dijo Patrick Ryder, comisionado de la policía del Condado Nassau, en una conferencia de prensa.

Se cree que los restos son de un muchacho que estaba "saliendo de su adolescencia" y fue asesinado en el lugar hace más de un año, agregó. Se le harán pruebas de ADN para determinar su identidad.

"Es la MS-13", dijo Ryder. "Creemos que ya tenemos arrestados a unos cinco de los tipos involucrados".

La MS-13 es responsable de al menos 25 asesinatos realizados desde enero del 2016 en una zona amplia de Long Island, según las autoridades.

La violencia, incluyendo el asesinato de dos muchachas adolescentes en Brentwood en el 2016, conllevó a que el Congreso realizara audiencias al respecto y que el presidente Donald Trump y el secretario de Justicia Jeff Sessions visitaran Long Island.

Este mes, un pandillero de la MS-13 se declaró culpable de participar en la masacre brutal de cuatro muchachos.

Josué Portillo, de 17 años, admitió haber planeado los asesinatos perpetrados en abril del 2017 junto con otros acusados de la MS-13. Dijo que ellos creían que las cuatro víctimas eran pandilleros rivales, señaló la fiscalía. Las víctimas fueron engañadas para que acudieran a un parque, donde fueron atacadas con machetes, puñales y porras.