NEWARK, Nueva Jersey, EE.UU. (AP) — Un ex agente del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas fue condenado y sentenciado a siete años de prisión el martes por aceptar dinero y sexo como sobornos a cambio de documentos de permiso laboral.

Arnaldo Echavarria, de Somerset, fue condenado en marzo de recibir sobornos, realizar declaraciones falsas y de ocultar a un inmigrante indocumentado.

El abogado Michael Koribanics dijo que Echevarria aceptó toda la responsabilidad de sus actos frente a la corte. Actualmente evalúa la posibilidad de apelar la condena.

Entre 2012 y 2014, Echevarria recibió 75.000 dólares en sobornos por parte de inmigrantes que no están legalmente en Estados Unidos, a cambio de obtener documentos de permiso laboral, señaló la fiscalía. En una ocasión exigió y recibió sexo.

También fue condenado de ocultar el estatus migratorio de su novia y de darle empleo en una estética y mentirle a las autoridades migratorias. La fiscalía señaló que les pagaba a su novia y a otros empleados en efectivo para evitar trámites.

A Echevarria obtuvo permiso de ICE en diciembre de 2012 para abrir una estética en West Orange, después de que certificó que el establecimiento no entraría en conflicto con su trabajo y de que no daría empleo a personas que estuvieran en el país sin permiso legal. Pero la fiscalía señala que su novia, de quien sabía que estaba sin permiso en el país, administraba el establecimiento.

Según los fiscales, Echevarria mintió al afirmar que las personas que le pagaron habían recibido un estatus de protección temporal, bajo el cual se les permite la permanencia en Estados Unidos a personas de países que experimentan desastres ambientales, conflictos armados y otras condiciones extraordinarias.