WASHINGTON (AP) — El fiscal especial Robert Mueller cree que sus fiscales requerirán tres semanas para presentarle a un jurado sus argumentos contra Paul Manafort y Rick Gates, exfuncionarios de la campaña de Donald Trump, según un documento de la corte dado a conocer el viernes.

En respuesta a un juez federal en Washington, el fiscal Kyle Freeny, del equipo de Mueller, escribió que el gobierno probablemente necesitará 15 días de juicio para presentar la evidencia en respaldo a un acta de acusación de 12 cargos, revelada días antes, en la que se alegan violaciones a las leyes federales que regulan a los bancos, el cabildeo a favor de extranjeros y el lavado de dinero.

Manafort, que fungió cinco meses como presidente de la campaña de Trump, y su ex subalterno Gates, de 45 años, se han declarado inocentes de los cargos.

Ambos hombres fueron puestos en libertad tras el pago de fianzas multimillonarias, pero se les colocó bajo arresto domiciliario. Manafort, de 68 años, le ha solicitado a un juez condiciones más flexibles para su detención antes del juicio, y en documentos presentados ante la corte esta semana dijo que Mueller había "adornado" el caso.

El abogado de Manafort, Kevin Downing, dijo que espera presentar peticiones previas al juicio para suprimir evidencia “obtenida indebidamente a través de orden judicial, citatorio o de otra forma” por los investigadores de Mueller, según muestra el viernes un documento de la corte.

La vivienda de Manafort en Virginia fue allanada en julio por agentes del FBI.

La juez federal de distrito Amy Berman estableció un cronograma tentativo para las presentaciones en el caso, y programó el 7 de mayo como una posible fecha para el juicio.

Los cargos contra Manafort y Gates fueron los primeros cargos delictivos derivados de la investigación de seis meses de Mueller en torno a los posibles vínculos entre operadores rusos y la campaña del ahora presidente.

Otro asesor de la campaña, George Papadopoulos, se ha declarado culpable de mentirles a agentes del FBI en torno a sus contactos con agentes rusos durante las elecciones presidenciales de 2016 y está cooperando con los investigadores de Mueller, revelan registros de la corte dados a conocer esta semana.

Los cargos de Mueller contra Manafort y Gates están relacionados con sus transacciones financieras mientras cabildeaban en Ucrania en favor de intereses políticos amistosos hacia Rusia ya en 2012.

Trump escribió en Twitter esta semana que “NO HUBO COLUSIÓN” entre su campaña y Rusia y dijo que el caso está centrado en actos que ocurrieron “hace años”, mucho antes de que Manafort se involucrara en su campaña.