SAN JUAN (AP) — Un apagón dejó el miércoles a oscuras la región más poblada de Puerto Rico, al mismo tiempo que el gobierno anunciaba que había alcanzado la meta de restablecer el 50% de su capacidad de generación eléctrica en la isla a casi dos meses después del impacto del huracán María.

La Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico informó que había enviado técnicos a investigar por qué una línea de 230 kilovoltios que conecta la región norte con la región sur de la isla registró un desperfecto por segunda ocasión en una semana. La falla provocó que la generación eléctrica de la isla cayera a 22%, aunque había mejorado ligeramente a 29% para el miércoles por la noche.

El apagón afectó a la capital de la isla, San Juan, y a ciudades y poblados cercanos que están ubicados a lo largo de la costa norte del territorio. También suscitó quejas por parte de los residentes que celebraban el restablecimiento de la electricidad en las últimas semanas y que habían reabastecido sus refrigeradores y cargado sus teléfonos y computadoras.

El 8 noviembre ocurrió otro apagón por una falla en esa misma línea, lo que causó que la generación eléctrica bajara a 18%.

En las redes sociales, los puertorriqueños comenzaron a preguntarse si el apagón se debió a que el gobierno se apresuró demasiado para lograr su meta de restablecer la electricidad. El gobernador de Puerto Rico Ricardo Rosselló ha prometido que el 80% del suministro de energía será restablecido para finales de noviembre y que para el 15 de diciembre alcanzarán el 95%. Por su parte, el Cuerpo de Ingenieros Militares de Estados Unidos ha dicho que prevé que el 75% esté restablecido para finales de enero.

Susan Tierney, asesora en jefe de la firma consultora con sede en Denver, Analysis Group _y quien testificó el mes pasado ante una comisión del Senado de Estados Unidos sobre las labores para restaurar la energía en la isla_, indicó que los apagones suelen ocurrir cuando una empresa eléctrica tiene problemas para lograr un balance entre la oferta y la demanda.

“Tarde o temprano algo falla”, dijo Tierney en entrevista telefónica, y añadió que está sorprendida por cuánto tiempo ha demorado el restablecimiento de la energía eléctrica en Puerto Rico. "Es extraordinario tener un apagón tan extenso y tan prolongado por tanto tiempo después de un fenómeno climático".

Más de 130.000 personas han huido de la isla desde el impacto del huracán. Muchos de ellos han buscado refugio y empleos en Estados Unidos.

Antes de que ocurriera el apagón del miércoles, la compañía eléctrica de Puerto Rico indicó que 21 municipios continuaban sin nada de electricidad, mientras que en algunas partes de los otros 57 municipios de la isla ya se había restablecido la energía.

El apagón en Puerto Rico ya ha pasado a la historia como el peor que Estados Unidos ha tenido.