KABUL (AP) — Una bomba que estalló en un camino en la provincia oriental de Nangarhar provocó la muerte de cinco policías fronterizos y que otros cuatro quedaran heridos, y la filial del Estado Islámico en Afganistán se adjudica el viernes el atentado.

El vehículo que transportaba a los agentes pisó la mina el jueves en el Distrito Achin, le dijo el policía Qais Saifi a The Associated Press.

Incluso antes de que el EI emitiera su comunicado, Safi ya sospechaba del grupo, pues dijo que regularmente coloca bombas en los caminos para atacar a funcionarios y fuerzas de seguridad afganas.

En otra parte del país, una camioneta pisó una mina el miércoles en la provincia nororiental de Kunar, lo que provocó la muerte de tres personas y que 16 más quedaran heridas, dijo Abdul Ghani Musamim, portavoz del gobernador provincial

___

El periodista Maamoun Youssef de The Associated Press en El Cairo contribuyó con este despacho.