El futbolista salvadoreño Darwin Cerén se disculpó por morder a un jugador de Estados Unidos la semana pasada durante un partido por la Copa de Oro.

La CONCACAF suspendió al mediocampista por tres partidos por morder en la parte posterior de un hombro a Omar González en la derrota de El Salvador por 2-0 ante Estados Unidos por los cuartos de final del torneo.

“Mis emociones me superaron durante la acción de un partido muy importante”, escribió Cerén en un mensaje publicado el lunes por Twitter. “Tengo un estándar muy alto de comportarme en la cancha y lamento no lograr mantenerlo”.

El zaguero salvadoreño Henry Romero fue sancionado por seis partidos por morder al jugador Jozy Altidore en ese mismo encuentro.

Cerén se reincorporó a su club Earthquakes de San José de la MLS estadounidense.