JACKSON, Alabama, EE.UU. (AP) — El republicano Roy Moore buscó refugio en su base de votantes evangélicos ante los pedidos del Partido Republicano para que abandone la carrera al Senado de Alabama por las denuncias de una supuesta conducta sexual inapropiada con adolescentes.

Moore participó el martes en la noche en un acto en una iglesia de una comunidad rural de Alabama. El político restó importancia a las acusaciones de agresión sexual en su contra y dijo que estaba siendo acosado por los medios de comunicación.

Lamentó que las denuncias fuesen lo único de lo que quiere hablar la prensa.

Dos mujeres acusaron a Moore de acosarlas sexualmente en la década de 1970, cuando una tenía 14 y la otra 16 años y él, en la treintena, era el número dos de la fiscalía del distrito.

Favorito entre algunos votantes de mentalidad religiosa, Moore se topó con una audiencia comprensiva en la iglesia, donde un pastor elogió su oposición a los matrimonios homosexuales y al aborto.