ARLINGTON, Texas, EE.UU. (AP) — Justin Coleman dio a Seattle la ventaja en definitiva, al interceptar un pase y devolverlo 30 yardas hasta las diagonales, y los Seahawks siguieron aspirando a la postemporada, al doblegar el domingo 21-12 a los Cowboys de Dallas, quienes quedaron eliminados.

El corredor Ezekiel Elliott volvió a los Cowboys tras purgar su suspensión de seis partidos por acusaciones de violencia doméstica. Pero ni ello salvó a Dallas de un nuevo fracaso ante un sinnúmero de pifias ofensivas.

Dak Prescott vio interceptados dos de sus envíos, y el desastroso ataque de los Cowboys no logró un solo touchdown pese a reencontrarse con Elliott.

“Es difícil superar esto”, reconoció Prescott, quien completó 21 de 34 pases para 182 yardas. “Estoy seguro de que lo lograremos en algún momento, pero ése momento no ha llegado. No jugamos suficientemente bien para ganar. Es así de simple”.

La temporada anterior, como novatos, Prescott y Elliott brillaron para que Dallas ganara 13 partidos y consiguiera la mejor foja de la Conferencia Nacional.

Los Cowboys (8-7) se perderán esta vez los playoffs, al ver cortada una seguidilla de tres triunfos.

Y los Seahawks (9-6) tienen todavía posibilidades de mantener viva su racha de cinco años consecutivos avanzando a la postemporada. Russell Wilson lanzó dos pases de anotación pese a aportar sólo 93 yardas por aire, la peor cifra de su carrera.

“En estas situaciones, en un partido en que estás obligado a ganar, tratamos de no inventarnos nada”, explicó el receptor Doug Baldwin. “Estamos bien preparados para esto. El proceso por el que hemos pasado durante toda la temporada nos ayudó de verdad hoy”.