VIÑA DEL MAR, Chile (AP) — La misma película pero con distinto final: Carlos Tevez clavó el penal que metió a Argentina en semifinales de la Copa América, cuando hace cuatro años marró un disparo por esa vía que dejó a su equipo eliminado en ese mismo torneo.

Tevez metió el último disparo en la tanda de penales en el que Argentina superó 5-4 a Colombia, después que el partido de 90 minutos terminó 0-0.

En la copa de 2011 en Argentina, Tevez desperdició el remate decisivo ante Uruguay, en Santa Fe, y los Albicelestes se quedaron sin poder acceder a las semifinales.

"Es el fútbol, da revancha, lo que pasó, pasó", destacó luego el goleador de 31 años que regresará a Boca Juniors en julio luego de triunfar en clubes como Juventus y Manchester United. "Mis compañeros tuvieron un partido fantástico; estoy orgulloso de pertenecer a este equipo".

El técnico Gerardo Martino admitió luego que no le tenía confianza a Tevez.

"No lo puse entre los cinco para evitar que patee porque la última vez lo había errado en la eliminación", reconoció Martino en rueda de prensa. "Pero dimos tantas vueltas que lo terminó haciendo".

Bajo el mando de Sergio Batista, ante Uruguay fue el último partido de Tevez con Argentina ya que luego no fue tenido en cuenta por su sucesor Alejandro Sabella, quien no lo convocó para ningún amistoso ni para el Mundial de Brasil 2014 en el que los Albicelestes fueron subcampeones.

Versiones de prensa desmentidas luego por los involucrados, sostenían que Tevez quedó marginado de la selección por cuestiones de convivencia con Lionel Messi.

"El jugador del pueblo", como se le conoce a Tevez en su país, fue rescatado para este certamen por Martino y jugó los tres partidos de primera ronda y el de cuartos, en todos los casos entrando como suplente. Ante Colombia lo hizo por Sergio Agüero, y estuvo a punto de definir el encuentro en el último suspiro pero su remate fue sacado sobre la raya por Jeison Murillo.

Con Messi intocable y el "Kun" Agüero por ahora titular en la consideración del técnico, Tevez tiene que pelear un lugar al que también aspiran dentro de este plantel Gonzalo Higuaín y Ezequiel Lavezzi.

"Es imposible jugar en este equipo. Estando afuera también se disfruta porque el equipo juega muy bien", recalcó Tevez. "Cuando le toca entrar uno trata de hacer lo posible".