NUEVA YORK (AP) — El corredor estelar de los Cowboys de Dallas, Ezekiel Elliott, no tiene oportunidad alguna de éxito en su intento más reciente por bloquear un castigo de seis partidos que se le impuso por acusaciones de violencia doméstica, consideraron el jueves abogados de la NFL.

Los abogados dijeron a la Corte del Segundo Circuito Federal de Apelaciones en Manhattan que no debe interferir con un fallo, según el cual, Elliott comenzará a purgar su suspensión el domingo, cuando los Cowboys reciban a los Chiefs de Kansas City.

“No hay probabilidad de éxito en la apelación” presentada por el Sindicato de Jugadores de la NFL, de acuerdo con los abogados. Dicha organización gremial ha pedido que el tribunal posponga al menos el castigo mientras se analiza su petición de revocar el fallo de un tribunal menor, dado que la carrera de Elliott sería dañada de forma irremediable si se aplica el castigo.

En un documento presentado ante la corte, la liga indicó que el público, incluidos los fanáticos de la NFL y las víctimas de violencia familiar, tienen “mucho interés” por ver que casos similares en los cuales se involucran jugadores de la NFL se investiguen cuidadosamente y deriven en medidas disciplinarias oportunas.

La celeridad en las sanciones no debe ser manipulada por jugadores y equipos que buscan presentar impugnaciones estratégicas ante la corte en busca de que las suspensiones se cumplan cuando enfrentan a rivales débiles o cuando una lesión implicaría ya que un jugador se pierda de todos modos un partido.

Katherine Polk Failla, jueza federal de distrito, falló el lunes que el deportista de 22 años debe comenzar a cumplir la suspensión que se le impuso en agosto, luego que la liga investigó varios altercados físicos supuestamente ocurridos en 2016, con una joven que era entonces novia de Elliott.

El Sindicato señaló a Failla que cometió un error al determinar que las afirmaciones de la NFL estaban respaldadas por la ley federal del trabajo, porque la liga siguió los lineamientos del contrato colectivo para restituir el castigo.

Los abogados del Sindicato indicaron que ningún otro juez en la historia había “concluido que los deportistas profesionales, con carreras breves, no enfrentan un daño irreparable” cuando se les imponen castigos antes de que se agoten todas sus alternativas de apelación.

La NFL informó que casi 100 jugadores fueron suspendidos, por un total combinado de 500 partidos, durante la última temporada y media.

“La afirmación de Elliott, acerca de un daño irreparable, no se distingue de las que podrían esgrimir otros 100 jugadores”, razonó la liga.

De mantenerse el fallo de la jueza, Elliott no podría volver sino hasta los últimos tres partidos del equipo en la campaña regular, a partir del 17 de diciembre en Oakland. Los Cowboys (4-3), campeones defensores del Este de la Conferencia Nacional, están en el segundo puesto de esa división.