BRUSELAS (AP) — La Unión Europea alcanzó un acuerdo sobre los trabajadores expatriados dentro del bloque, que a menudo son mano de obra barata de Europa del este enviada de forma temporal por las empresas a países más prósperos de la UE.

El acuerdo afecta a los traslados a largo plazo de los trabajadores durante 12 meses, con una extensión de seis meses bajo circunstancias especiales, según indicó la UE el martes en un comunicado.

Los términos implican que los ciudadanos recibirán salarios en línea con las leyes y prácticas de sus países anfitriones.

Los trabajadores de países como Rumanía y Polonia siguen pagando impuestos y seguridad social de sus países natales, lo que permite a los empleadores contratarlos por menos dinero en países occidentales donde los costes del estado del bienestar son más altos.

La mayoría trabajan en construcción, aunque otros muchos son soldadores, electricistas o cuidan de personas ancianas.