WASHINGTON (AP) — El Fondo Monetario Internacional mantuvo el martes su pronóstico de que América Latina y el Caribe retomarán este año el crecimiento económico luego de contraerse un punto porcentual en 2016.

Al difundir sus perspectivas el organismo previó que la economía regional se expandirá 1,1% en 2017 y 2% en 2018 impulsada en gran medida por la recuperación de Argentina y Brasil después de que ambos cerraran el año pasado en negativo.

Si bien representa una ligera corrección a la baja respecto de su pronóstico de enero la proyección del martes sí reduce las proyecciones emitidas durante la reunión otoñal que el FMI celebró en octubre.

El ritmo latinoamericano quedó bastante rezagado respecto de las proyecciones de 3,5% de crecimiento global este año.

Tras contraerse 3,6% el año pasado Brasil podría crecer 0,2% este año y 1,7% el próximo gracias a una menor incertidumbre política tras la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff y a avances en los programas de reforma.

Oya Celasun, subjefa para el Hemisferio Occidental del FMI, destacó que el gobierno brasileño sigue avanzando en su programa de reformas pese a la incertidumbre generada por investigaciones judiciales sobre corrupción.

"Si son exitosos implementando eso creará el escenario para devolver las finanzas a una trayectoria más saludable y será un fundamento sólido para la recuperación", indicó en conferencia de prensa. "Los indicadores de actividad económica durante los dos primeros meses de este año fueron fuertes y eso es una noticia muy positiva".

El Fondo vio un caso parecido en Argentina y señaló que tras contraerse 2,3% el año pasado podría expandirse a ese ritmo este año y el próximo gracias al aumento del consumo y la inversión pública y a una recuperación de la inversión privada y las exportaciones.

El alza de los precios de las materias primas beneficiará a la mayoría de los países exportadores por lo que América del Sur podría crecer este año 0,6%. Bolivia encabezará la tendencia con un crecimiento de 4%, seguido con 3,5% de Perú y 3,3% de Paraguay.

Los únicos dos países del continente que podrían continuar este año en recesión son Ecuador y Venezuela, cuya economía este año se contraerá 7,4% tras haber caído 18% el año pasado.

El Fondo atribuyó la profunda crisis económica venezolana a amplias distorsiones y graves restricciones a las importaciones de bienes que darán pie a una inflación de 720% en 2017 y de 2.068% en 2018.

El organismo multilateral moderó su pronóstico de crecimiento para México a 1,7% en 2017 y 2,0% en 2018 debido "al empañamiento de las perspectivas de inversión y consumo de cara a condiciones financieras menos halagüeñas y más incertidumbre en torno a las relaciones comerciales con Estados Unidos" tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

América Central mantendrá su ritmo de expansión cercano a 4%.

El FMI difundió sus perspectivas de crecimiento mundial a propósito de su reunión primaveral que celebrará esta semana junto al Banco Mundial en la capital estadounidense, donde se darán cita numerosos ministros de finanzas y presidentes de bancos centrales.

---------

Luis Alonso Lugo está en Twitter como https://twitter.com/luisalonsolugo