NACIONES UNIDAS (AP) — El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el sábado en forma unánime aplicarle nuevas sanciones a Corea del Norte, incluida la prohibición de realizar exportaciones por más de 1.000 millones de dólares.

Esto representa una enorme reducción en lo que exporta, que el año pasado alcanzó 3.000 millones de dólares.

Nikki Haley, embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, elogió las nuevas sanciones, diciéndole al consejo tras la votación que "es el paquete de sanciones económicas más grande que jamás se haya aplicado contra el régimen norcoreano", además de “el paquete de sanciones más estrictas contra un país en una generación.

Pero advirtió que eso no es suficiente y “No debemos engañarnos y pensar que hemos resuelto el problema, falta mucho por hacer”.

“La amenaza de una dictadura en Corea del Norte, nuclear y fuera de la ley, permanece y cada vez es más peligrosa”, dijo Haley al Consejo después de la votación.

La medida _negociada con China, aliado y vecino de Corea del Norte, y cuyo borrador fue elaborado por Estados Unidos_ pretende incrementar la presión económica sobre Pyongyang para que regrese a la mesa de negociaciones en torno a sus programas nuclear y de misiles, un punto que destacaron los 15 miembros del Consejo en sus discursos tras la votación.

“El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas recién votó 15-0 para imponer sanciones a Corea del Norte. China y Rusia votaron con nosotros. ¡Gran impacto financiero!”, tuiteó el presidente Donald Trump.

Rex Tillerson, secretario de Estado de Estados Unidos, de gira en Manila para un encuentro con funcionarios de la región, dijo que fue “un buen resultado”.

El ministro del exterior de China, Wang Yi, exhortó a todas las partes de la disputa nuclear a retomar las negociaciones y repitió la propuesta de su país de una “doble suspensión” o poner fin al desarrollo nuclear de Corea del Norte, junto con los ejercicios militares conjuntos de Estados Unidos y Corea del Sur.

Haley dijo al Consejo de Seguridad que los ejercicios militares conjuntos se han realizado con regularidad y de manera abierta durante casi 40 años y “continuarán”.

El Consejo de Seguridad ya ha impuesto seis rondas de sanciones que no han detenido el afán de Corea del Norte para mejorar su capacidad de armamento nuclear y misiles balísticos.

La resolución fue aprobada después de las pruebas que Pyongyang efectuó el 3 y 27 de julio, los primeros lanzamientos exitosos de misiles balísticos intercontinentales (ICBM por sus siglas en inglés), capaces de llegar hasta Estados Unidos.

La resolución condena los lanzamientos "en los términos más enérgicos” y reitera exhortaciones previas para que Corea del Norte suspenda todos sus lanzamientos de misiles balísticos y abandone sus armas nucleares y su programa atómico "de una manera completa, irreversible y verificable".

La medida le prohíbe al gobierno norcoreano exportar carbón, hierro, plomo y productos del mar cuyo precio se calcula por encima de los 1.000 millones de dólares. Esto representa una tercera parte de sus exportaciones totales el año pasado.