PORTO ALEGRE, Brasil (AP) — El artillero uruguayo Jonathan Álvez consiguió un tanto en la primera parte y el Barcelona de Ecuador obtuvo el miércoles un estéril triunfo de 1-0 sobre el Gremio de Brasil, que se clasificó a la final de la Copa Libertadores con un marcador global de 3-1.

Álvez anotó su sexto gol de la competencia a los 32 minutos por el conjunto de Guayaquil, que llegó al compromiso con la complicada misión de remontar una desventaja de 3-0.

Por el título, el club de Porto Alegre se medirá al Lanús, que la víspera eliminó a otro club argentino, River Plate.

Los brasileños, que ganaron la semana pasada apoyados en un par de tantos de Luan, van por su tercer título del torneo continental y su primero desde 1995. El otro lo ganaron en 1983.

Barcelona, que en fases previas había dejado en el camino a los brasileños Palmeiras y Santos, se quedó con las ganas de disputar su primera final desde 1998, cuando sucumbió ante el Vasco Da Gama.

Álvez aprovechó un rebote dentro del área para conectar un potente zurdazo que entró pegado al poste derecho del portero Marcelo Grohe para el tanto de los visitantes.

El Barcelona estuvo muy cerca de conseguir su segundo tanto del partido a los 54, cuando Ely Esterilla sacó un disparo que se estrelló en un poste.

Después de eso, los brasileños fueron los que dominaron y generaron peligro con disparos de Cícero y de Luan que fueron contenidos por el arquero Máximo Banguera.

A los 88, Álvez volvió a tocar a la puerta pero su disparo se fue desviado en la última aproximación de los ecuatorianos.