BERLÍN (AP) — La fiscalía inició el martes su alegato final en un maratónico juicio por asesinatos atribuidos a neonazis luego de cuatro años de presentar pruebas.

La acusada principal, Beate Zschaepe, está siendo juzgada desde mayo de 2013 por su presunta participación en 10 homicidios como miembro de un grupo llamado Clandestino Nacionalsocialista (NSU por sus siglas en alemán). Los otros dos miembros jerárquicos del NSU murieron aparentemente como resultado de un pacto suicida en 2011.

Se acusa al grupo del asesinato de ocho turcos, un griego y una agente de policía entre 2000 y 2007.

La corte estatal de Munich recibió testimonios de 815 testigos y 42 expertos. El juicio, de gran repercusión, puso al desnudo numerosos defectos de la investigación.

La agencia noticiosa dpa informó que el fiscal Herbert Diemer inició su alegato final el martes.

El alegato de la acusación ocupará previsiblemente varias sesiones. Otros acusados y la defensa presentarán los suyos en septiembre.