SHIPPINGPORT, Pensilvania, EE.UU. (AP) — Dos personas murieron en una central eléctrica en el oeste de Pensilvania, según la policía, cuando una conducción en la que trabajaban en un pozo subterráneo reventó y llenó el hueco de fango.

Otros cuatro trabajadores que estaban más arriba se vieron afectados por alguna clase de gas liberado por el derrame y fueron trasladados a hospitales, añadió la policía.

Los contratistas hacían labores de mantenimiento en torno a las 23:30 del martes en una zona subterránea de la central de Bruce Mansfield, en el condado de Beaver, explicó la portavoz de FirstEnergy Stephanie Walton.

La central en Shippingport, unos 56 kilómetros (35 millas) al noroeste de Pittsburgh, es la planta de carbón más grande de FirstEnergy.

Las instalaciones seguían siendo operativas y no había riesgos para la seguridad de otros trabajadores ni del público, indicó Walton.

La empresa tenía previsto ofrecer más información más tarde el miércoles.