BRUSELAS (AP) — El principal negociador del Brexit por la Unión Europea dijo el viernes que la última ronda de negociaciones no derivó en decisiones importantes y advirtió que se deben registrar avances en las próximas dos semanas para poder abordar asuntos clave como el comercio.

Michel Barnier dijo que los dos días de negociaciones evaluaron cómo “profundizar” las discusiones sobre asuntos complejos, como el monto que deberá pagar Gran Bretaña antes de salir y el funcionamiento de la frontera con Irlanda.

Barnier dijo que hubo "algunos avances" en el tema de los derechos de los ciudadanos en los respectivos territorios, pero que restan dificultades por resolver.

Dijo que era "imperioso" convertir en compromisos concretos la promesa de la primera ministra británica Theresa May de que Londres pagaría sus cuotas financieras antes de salir de la UE.

Barnier también advirtió que se requieren avances en otros aspectos del divorcio en las próximas dos semanas si las partes pretenden negociar sus futuras relaciones _incluso las comerciales_ a partir de diciembre.

En tanto, el funcionario que escribió las normas de salida del bloque dijo el viernes que Gran Bretaña puede detener el proceso de salida de la Unión Europea de forma legal en cualquier momento antes del día que se ejecute su marcha en 2019.

"Mientras prosiguen las conversaciones sobre el divorcio, las partes siguen casadas (...) podemos cambiar de opinión en cualquier momento", dijo John Kerr, autor del Artículo 50 del Tratado de Lisboa.

Kerr añadió que el gobierno británico ha desinformado a los votantes para hacerles creer que el proceso es imparable.

Los votantes y parlamentarios británicos siguen divididos sobre el Brexit.

May advirtió el viernes que no toleraría intentos "de intentar bloquear los deseos democráticos del pueblo británico intentando desacelerar o detener nuestra salida de la Unión Europea".

El gobierno dijo que tiene el plan de consagrar en una ley la fecha y hora de salida del Reino Unido _el 29 de marzo de 2019 a las 11 de la noche_ como protección contra las demoras.