BAGDAD (AP) — Los resultados de las primeras elecciones nacionales desde que Irak declaró su victoria sobre el grupo extremista Estado Islámico se conocerán en dos días, dijo la comisión electoral iraquí.

La votación del sábado tuvo una baja participación, con solo el 44% del electorado, el equivalente a más de 10 millones de iraquíes, acudiendo a las urnas. Ningún comicio desde 2003 habían tenido una participación menor al 60%.

Según funcionarios de las mesas electorales, esto se debió a la combinación de las fuertes medidas de seguridad, la apatía de los votante y las irregularidades relacionadas con el nuevo sistema de votación electrónica.

El primer ministro del país, Haider al-Abadi, se presentó a la reelección. Sus principales rivales son partidos políticos con estrechos vínculos con Irán, además del influyente clérigo Muqtada al-Sadr, un nacionalista que basó su campaña en la lucha contra la corrupción en el gobierno.