MOSCÚ (AP) — Las autoridades rusas confirmaron el martes los reportes sobre un aumento de la radioactividad en el aire sobre los Montes Urales.

A principios de mes, la agencia de seguridad nuclear de Francia registró radioactividad en la zona entre el Río Volga y los Montes Urales tras un presunto accidente con combustible nuclear o con la producción de material radioactivo. La liberación del isótopo Ruthenium-106 no suponía ningún riesgo para la salud ni para el medio ambiente en los países europeos, agregó.

El Servicio Meteorológico de Rusia dijo en un comunicado el martes que registró la liberación de Ruthenium-106 en el sur de los Urales a finales de septiembre y lo clasificó como “contaminación extremadamente alta”.

Tras los primeros reportes, la empresa Rosatom, controlada por el estado ruso, dijo en un comunicado el mes pasado que la filtración no procedía de sus instalaciones.