MADRID (AP) — El Barcelona está a punto de iniciar un difícil período de varias semanas en que tendrá que enfrentarse con equipos fuertes fuera del Camp Nou.

La escuadra catalana jugará cinco de sus próximos seis partidos en canchas ajenas, un lapso que le presentará arduos desafíos y que podría frenar el ímpetu que ha logrado en un inicio de temporada casi perfecto.

El Barsa suma 12 victorias en sus últimos 13 encuentros, pero aún no ha tenido una seguidilla de partidos tan complicada fuera de casa.

Los próximos contrincantes son Athletic Bilbao en la liga española y el Olympiakos por la Liga de Campeones. Regresa a su estadio para un encuentro difícil contra Sevilla, y luego vuelve a viajar para encontrarse con Leganés, sexto en la liga. Luego se enfrentará con Valencia, segundo en la clasificación doméstica, y termina la gira contra el campeón italiano Juventus por la Champions.

Si consigue buenos resultados en esa racha, podría presagiar una temporada victoriosa para Barcelona, que lleva una ventaja de cuatro puntos sobre Valencia en la liga española y de tres puntos sobre Juventus en el Grupo D de la Liga de Campeones.

La primera parada de Barcelona será el Estadio San Mames en Bilbao, un lugar bien conocido por el técnico del equipo azulgrana, Ernesto Valverde.

Valverde estuvo cuatro temporadas con el Athletic antes de irse al Barcelona este año. También fue timonel del Athletic del 2003-05, y es el entrenador con más partidos en la historia del equipo. Fue también jugador para ese club, como delantero, entre 1990-96.

"Cada persona tiene un equipo de referencia y para mí es el Athletic", señaló Valverde. "Fui muy feliz como jugador y como técnico. No es fácil, especialmente como entrenador, porque siempre lo vives con la tensión de los resultados, pero estoy contento porque lo pude disfrutar".

Valverde guió al Athletic en su victoria sobre el Barcelona en la final de la Supercopa Española de 2015, lo que fue el primer título de la escuadra en más de tres décadas.

Para el Barcelona las buenas noticias son que el Athletic no atraviesa su mejor momento, pues ha ganado sólo uno de sus últimos diez partidos. Su más reciente resultado decepcionante fue un empate de 1-1 frente al Formentera en la Copa del Rey el miércoles.

El Barsa ha ganado sus últimos siete encuentros contra el conjunto vasco.

Valverde volverá a medirse con otro antiguo equipo cuando el Barcelona viaje a Grecia para enfrentarse al Olympiakos, club del cual fue técnico en la temporada 2007-08. Barcelona derrotó al equipo griego 3-1 en Camp Nou la semana pasada.

"Lo que viví allí fue muy especial y, por ello, fue uno de los mejores aciertos de mi vida", indicó Valverde.

Tras el partido contra Sevilla, Barcelona jugará contra el Leganés que no ha perdido desde que tuvo su tercer encuentro de la temporada. En su segunda temporada en la primera división, Leganés ha sido una sorpresa en el fútbol español este año.

Otra sorpresa ha sido Valencia. Tiene uno de los mejores ataques de la liga y ha ganado seis partidos consecutivos. Valencia ganó cuatro de sus cinco partidos en el Estadio Mestalla esta temporada, a excepción del empate 0-0 frente a Atlético de Madrid.

___

Tales Azzoni en Twitter: http://twitter.com/tazzoni