VARSOVIA (AP) — Un nuevo museo en Varsovia estará dedicado al vodka polaco, una tradición nacional de 500 años y una de las exportaciones más conocidas del país.

La inauguración del Museo del Vodka Polaco está prevista para el martes próximo en una antigua fábrica de esta bebida del siglo XIX, en una zona industrial que está en proceso de convertirse en residencial.

El director de la Asociación Polaca del Vodka, Andrzej Szumowski, espera que la exhibición multimedia, que ocupa varias salas, obtenga un mayor reconocimiento para la bebida nacional.

Durante una gira para la prensa el miércoles, Szumowski dijo que el vodka es un componente esencial de la herencia cultural polaca y sostuvo que los polacos fueron los primeros en fabricarlo, aunque reconoció que es un tema de discusión con Rusia.

Dijo que el vodka polaco es “parte de nuestro ADN, parte de nuestra historia, herencia cultural y tradición”.