ESTAMBUL (AP) — El presidente de Turquía lanzó duras críticas a Israel el martes por una polémica ley aprobada la semana pasada que define al país como el estado nacional del pueblo judío.

En un discurso a legisladores de su partido en Ankara, el presidente Tayyip Erdogan calificó a Israel del “estado más sionista, fascista, racista del mundo”.

“El alma de Hitler ha renacido en algunos funcionarios de Israel”, dijo, y añadió que “no hay diferencia alguna entre la obsesión de Hitler con la pureza racial y el concepto de que estas tierras antiguas pertenecen solamente a los judíos”.

Erdogan advirtió que la ley conducirá a la región y el mundo a “sangre, fuego y dolor” y prometió apoyar a los palestinos. Exhortó a la comunidad internacional a pronunciarse contra Israel.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu tuiteó en respuesta que Turquía se ha vuelto una “dictadura oscura” bajo Erdogan.